Usamos cookies para ofrecerte una experiencia fiable y personalizada en ArtQuid. Al navegar por ArtQuid, aceptas nuestro uso de cookies.

Inicia sesión

  ¿Contraseña perdida?

¿Novedades en ArtQuid?

Abra una cuenta
Regístrate Venda sus obras
  1. Art Prints
  2. Pinturas
  3. Dibujos
  4. Fotos
  5. Artes digitales
  6. Temas
  7. Selección
  8. Más

Porque pintar a Frida una vez mas

Susana Poblette Publicado: 17 de noviembre, 2018 / Modificado: 17 de noviembre, 2018
Porque pintar a Frida una vez mas
Parece que Frida siempre nos trae sentimientos encontrados, ya que confieso que desde niña, sentía algo extraño cuando veía sus obras, sobretodo las que expresan tanto sufrimiento.

Pasaron los años, y ya como universitaria me fui acercando a conocer a Frida más de cerca, ya que recuerdo la frase de mi querido Leonardo Da Vinci, que dice: «El amor surge del conocimiento», así fue como me acerqué a cada uno de los museos que hablan de ella, como El Museo Dolores Olmedo Patiño en la ciudad de México, y VI todas las obras que recuperó esta gran coleccionista en este recinto junto con las de Diego Rivera. También conocí el estudio de San Ángel, Construido por Juan O´Gorman.


Incluso fuí varias veces a la casa Azul de Coyoacán. Y me di varias sorpresas, ya que algunas veces está cerrada alguna sala, y algunas veces otra, así pude darme cuenta de un cuadro por ejemplo pintado con dedicatoria de Diego a Frida en su cumpleaños, pero como dos años después de muerta ésta.


Y lo que más aprendes es por libros y algunos documentales, en donde te cuentan su biografía de manera sencilla en algunos, y en otros de manera más profunda. Que nació en Coyoacán (Ciudad de México) el 6 de julio de 1907, (pero ella se quitaba 3 años, para redondear, y decía que en 1910) hija de un fotógrafo de origen alemán y una mexicana. Su vida estuvo marcada por el dolor físico desde niña: a los 6 años contrajo poliomielitis, que le dejó la pierna derecha mucho más delgada que la izquierda. Pero lo peor llegó en 1925, cuando el autobús en que viajaba fue arrollado y aplastado por un tranvía. El accidente le destrozó la columna y le dejó graves secuelas de por vida, que los médicos trataron de paliar con 32 intervenciones quirúrgicas.

Algunas cosas desagradables de sus cuadros están directamente relacionados con sus padecimientos, y esa manera de competir con las anteriores mujeres del muralista, al querer darle hijos, tuvo 4 abortos, los cuales los plasma en sus obras, así como algunos cuadros de ella vomitando, o sus operaciones.

Sin embargo, cabe resaltar su fuerza de voluntad para no deprimirse y tener amor por la vida.

Más de 200 obras. Precisamente fue después de su terrible accidente cuando empezó a pintar; también a frecuentar los ambientes artísticos y de la izquierda mexicana, donde conoció al famoso pintor Diego Rivera, veinte años mayor que ella. Se casaron en 1929 y tuvieron una tempestuosa y apasionada relación. Con él se afilió al Partido Comunista y comenzó a exponer su originalísima obra, colorista, vinculada al folclore de su país y al tiempo descarnada, con la enfermedad, la muerte y su cuerpo torturado como temas recurrentes. Pintó más de 200 cuadros.

Fue de las mujeres que más autorretratos se ha hecho. Muchos de los cuales han sido tan famosos, y muchos pintores los quieren copiar tal cual, y sin embargo para algunos era una mujer fea, que pintaba feo, y que se colgaba de la fama de su esposo.

A mí me gusta pintarla por ser un icono internacional, que no cualquiera lo es, ni siquiera siendo hombre, y como un homenaje a ser una persona autentica, con su lenguaje natural, sin censura, me gusta pintarla a mi manera, ya que me encanta la sensualidad, el color, la figura humana, nada de sufrimientos, somos muy diferentes y expiamos el dolor de diversas maneras.
En 1953, le amputaron la pierna debido a la gangrena; esto la sumió en una depresión que la llevó a intentar suicidarse dos veces. Su muerte sobrevino en Coyoacán el 13 de julio de 1954 y sus cenizas se conservan en la llamada Casa Azul, construida por sus padres en 1904 y donde Frida nació y pasó muchas etapas de su biografía. Tras su fallecimiento, la Casa Azul fue donada por Diego Rivera y desde 1958 es el Museo Frida Kahlo, que alberga objetos de su vida y que se ha convertido en un reclamo muy atractivo para el turismo.

Por ultimo les dejo mi última pieza titulada: «traté de ahogar mis penas en alcohol, pero las condenadas aprendieron a nadar» Una de las frases mas conocidas de ella.

Noticias del Mundo del Arte Vivo

 

Escoger un idioma

  1. Deutsch
  2. English
  3. Español
  4. Français